Facebook de Diputación de Granada Rss de Diputación de Granada Twitter de Diputación de Granada Canal de YouTube  de Diputación de Granada
vi�eta Convenio Marco para la Concertación Local 2016-2019

PREÁMBULO

La Diputación Provincial de Granada viene desarrollando desde hace más de diez años un proceso de cooperación y colaboración con el resto de las entidades localessperación y colaboración con loa, que la denegaci de la provincia, basado en la concertación, que se encuentra plenamente consolidado.


Los principios en los que se fundamenta dicho proceso se apoyan en un escrupuloso respeto de la autonomía municipal, en un contexto en el que las entidades locales se relacionan con la Diputación en posición de igualdad, con un remarcable protagonismo. Aquellas negocian con esta la colaboración que les ha de prestar durante una serie de ejercicios, teniendo en cuenta sus necesidades y sus prioridades políticas. El procedimiento articulado, por lo demás, cumple con otros principios esenciales de una Administración Pública moderna, tales como la transparencia, la participación o la seguridad jurídica.


La filosofía que subyace en el proceso es que los ayuntamientos y la Diputación pertenecen a una misma comunidad local y que comparten fines, intereses y competencias. Y ello es así porque nada de lo que los ayuntamientos hacen le es ajeno a la Diputación, como miembros que son de la misma Administración, sin perjuicio de la precisa formulación legal de las competencias de unos y de la otra.


Como quedó expresado en el preámbulo del primer Convenio Marco, en 2004, los ayuntamientos ostentan competencias sectoriales, sobre las que la Diputación las tiene funcionales. En el fondo de todo ello late el hecho de que muchos ayuntamientos carecen de los adecuados medios personales y materiales para acometer determinados proyectos; dicha carencia viene a ser compensada por la entidad provincial, que le proporciona tales medios. Y esto es singularmente importante en el caso de los municipios más pequeños, con dotaciones de personal reducidas y presupuestos muy limitados. Además de imponerse en estas circunstancias la economía de escala, la acción de la Diputación debe tender a lograr la igualdad territorial mediante un reparto justo de los recursos.


Tal orientación en la asistencia imponía el trabajo en red, que es una novedosa figura asociativa, que remite a una relación horizontal de las entidades, para el intercambio de información y la adopción de estrategias y políticas comunes. Su pujanza se encuentra relacionada con la “gobernanza”, que remite a un modo de gobierno integrador y adaptado a las nuevas realidades, teniendo en cuenta los intereses de todos los grupos políticos, sociales y económicos, en una interacción enriquecedora tendente al acuerdo y al convenio.


Todo este novedoso planteamiento de las relaciones entre los sujetos de la Administración Local fue pionero en Andalucía y de los primeros en España, abriendo caminos que las Diputaciones de otras provincias se dispusieron a transitar con posterioridad.


La promulgación de la Ley 5/2010, de Autonomía Local de Andalucía (LAULA), vino a sancionar no sólo el procedimiento que hacía más de un lustro estaba aplicando la Diputación de Granada, sino también la filosofía que hemos dicho latía en su fondo.


Así, en el artículo 13, que regula la asistencia económica a los municipios, se articula un procedimiento para la elaboración de los planes y programas de asistencia económica que es prácticamente idéntico al que ha venido recogiendo el Convenio Marco de los precedentes procesos de Concertación. En él adquieren singular relevancia las necesidades e intereses peculiares de los ayuntamientos, que son su punto de partida, y se contempla el apoyo preferente a los municipios de menor población. Por lo demás, la participación de los ayuntamientos es constante hasta la consecución de acuerdos.


Por lo que respecta a la cuestión de fondo, la LAULA deja claro que las competencias esenciales de los entes provinciales son la asistencia a los municipios, en la que se centra la práctica totalidad del articulado de la sección dedicada a “Competencias propias de las provincias”.


En cuanto a la relación de asistencias específicas que la norma obliga a prestar, se debe destacar que la Diputación de Granada ya las venía prestando a través de la Concertación; en algunos casos mediante programas de ejecución no planificable, dada la imposibilidad de su concreción en el momento de la negociación de los convenios.


También recoge la LAULA la figura de “las redes”, a las que define como ”estructuras organizativas y funcionales flexibles, no jerarquizadas y basadas en la adopción consensuada de decisiones”, añadiendo que  “deberán establecerse los mecanismos e instrumentos operativos más adecuados en cada momento para asegurar la continuidad de los flujos de información entre los distintos miembros de las redes”.



 
Diputación de Granada | C/Periodista Barrios Talavera,1 - 18014 (Granada)